Blog de Skin Care

Actualízate de nuestras últimas noticias

Retinol, todo lo que debes saber


¿Sabías que existe un ingrediente que ha demostrado su capacidad para ayudar a una gran cantidad de problemas de la piel, desde las líneas finas de expresión hasta la pigmentación e incluso el acné? Sigue leyendo para enterarte de todos los beneficios y contraindicaciones de este ingrediente.

Índice

¿Qué es el retinol?

El retinol es un derivado sintético de la vitamina A, que se usa para formular sueros, geles o cremas para el cuidado de la piel.

Este ingrediente acelera profundamente la tasa de renovación celular en la piel ayudando a estimular la producción de colágeno y elastina, reduce el envejecimiento celular y la congestión de los poros y regulan la producción de sebo.

En algunas pieles, el retinol no es bien tolerado, más adelante te hablaremos de ello.

Usos

El retinol tiene diversos usos que pueden beneficiar la salud de la piel. A continuación te explicamos los principales:

  • Propiedades antienvejecimiento.

El retinol ayuda a acelerar el proceso de renovación por la apariencia de líneas finas y arrugas, además de promover una piel más luminosa y tersa, debido a que estimula la producción de colágeno y rellena líneas de expresión.

Para el envejecimiento de la piel tanto por la edad biológica como por factores externos, la función del retinol es protegerla contra la degradación del colágeno y estimulando la renovación celular.

Además, puede fortalecer la epidermis y reducir la cantidad de agua que se evapora pasivamente de la piel, lo cual hace que su apariencia luzca más tersa

  • Ayuda a reducir la hiperpigmentación y foto daño

Mejora la apariencia y el tono desigual de la piel debido a su efecto sobre el recambio celular y la producción de colágeno. 

La renovación celular rápida de las células de la piel con el uso de Retinol, hace que mejore el tono desigual de la piel y los signos de daño solar, incluyendo hiperpigmentación, deshidratación, líneas finas y arrugas. De igual manera, fortalece la piel, ayudando a protegerla contra el daño de los radicales libres del medio ambiente y de la radiación UV.

  • Tratar el acné.

Ayuda a mantener los poros limpios al reducir la acumulación de células de la piel. Además, puede bloquear las vías de inflamación en la piel, pues no solo ayuda a reducir la cantidad de brotes, sino que minimiza el enrojecimiento y la hinchazón que los acompañan.

Con el acné, las células muertas de la piel y los aceites de las glándulas bloquean los folículos pilosos de la piel. Esto puede resultar en inflamación y puede causar: puntos negros, blancos, granos y quistes. 

Los retinoides tópicos como el retinol pueden reducir la descamación anormal de la piel que bloquea los poros y los destapa por lo cual son ideales para tratar el acné de forma eficaz y segura. 

  • Otros beneficios.

Otros beneficios de usar retinol incluyen:

  • Tratamiento de la queratosis pilaris, una afección que hace que la piel sea áspera y con bultos. 
  • Protección de la piel, ya que de acuerdo con diversas investigaciones, el retinol también fortalece y espesa la epidermis, protegiendo la piel contra factores de estrés externos como la contaminación.
  • Minimiza las cicatrices y los poros, mejorando la apariencia de las cicatrices del acné y minimizando la apariencia de los poros.

Tipos de Retinoides

Existen diferentes tipos de retinoides, a continuación te explicamos los más comunes y cómo pueden beneficiar tu piel:

  • Retinoide: Es el término genérico para la clase de moléculas que se unen a los receptores del ácido retinoico, el cual se usa para referirse a las versiones del ingrediente con prescripción médica. Este ingrediente es utilizado en  nuevos fármacos anticancerosos y sus efectos secundarios son algunas reacciones de la piel como resequedad, descamación, prurito, sensibilidad al sol, aumento reversible de los niveles de enzimas hepáticas, descenso de los niveles de hormona tiroidea (hipotiroidismo) y dolores de cabeza o cefaleas.

  • Ácido retinoico: El ácido retinoico es la forma activa en la que se descompone la vitamina A para ser utilizada por la piel. Desempeña un papel en el crecimiento celular, estimula la producción de colágeno y elastina y mejora la hiperpigmentación y la decoloración. Su alta concentración puede provocar efectos secundarios variados, desde reacciones inflamatorias locales hasta sensación transitoria de quemaduras, prurito, así como eritema y descamación de la piel. 

  • Retinol: Es uno de los ingredientes más buscados en los productos antienvejecimiento para el cuidado de la piel, gracias a su eficacia para abordar los signos más comunes del envejecimiento. Acelera la renovación celular, aumenta la producción de colágeno y suaviza y nivela el tono de la piel. Puede presentar efectos secundarios en grados de concentración altos o bien en su forma de ácido retinoico, el más agresivo en sus efectos. Algunos síntomas son: picor, dermatitis, descamación y quemaduras, que ocurren especialmente en personas de piel sensible o que utilizan otros productos de renovación o regeneración en paralelo.

  • Tretinoína: Es un retinoide tópico que requiere receta médica. En sus formas más suaves, se utiliza por sus propiedades antienvejecimiento. En formas más fuertes, se usa para el acné. Sus efectos secundarios más graves ocurren en concentraciones altas para tratar el acné, los cuales son: calor o escozor ligero en la piel, aclaramiento u oscurecimiento de la piel, piel roja y escamosa, aumento de la irritación por acné, inflamación, ampollas o costras en la piel, resequedad, dolor, ardor y picazón.}

  • Tazaroteno (Tazorac): Es considerado uno de los retinoides tópicos más potentes, el Tazaroteno en porcentajes más bajos se usa generalmente para tratar el acné, mientras que se prescriben dosis más fuertes para la psoriasis. Debido a que se usa para padecimientos tópicos más graves, sus efectos secundarios podrían ser comezón o ronchas, hinchazón del rostro o las manos, hinchazón u hormigueo en la boca o garganta, opresión en el pecho, dificultad para respirar además de ampollas, inflamación, sarpullido o piel roja, descamada o con costras.

  • Isotretinoína: También conocida como Accutane, es más potente que las variedades tópicas debido a su forma ingerida y se utiliza para el acné más agresivo, quístico o cicatrizante. Esta versión es de las más potentes y sus altas concentraciones provocan los siguientes efectos secundarios: labios enrojecidos, resquebrajados y adoloridos, sequedad de la piel, ojos, boca, nariz y genitales, hemorragia (sangrado) nasal, cambios en el color de la piel, descamación de la piel en las palmas de las manos y plantas de los pies, cambios en las uñas, lenta curación de los cortes o heridas, hemorragia o hinchazón de las encías y pérdida del cabello o crecimiento de vello en lugares no deseados.

  • Bakuchiol: Es una alternativa natural al retinol, con altas concentraciones en vitamina A, la cual es benévola con todo tipo de piel y no tiene efectos adversos. El Bakuchiol, es una molécula derivada de un extracto de la planta Babchiuna, la cual comparte los mismos beneficios que tiene el retinol. Es conocido como el retinol natural y tiene otras ventajas: no produce irritación en la piel, es bien tolerado por pieles sensibles, no tiene contraindicaciones en uso.

Esta es una de las pocas alternativas naturales al retinol, con estudios que respaldan el efecto antienvejecimiento y aclarador de la piel, incluso por encima del retinol. También los estudios demuestran que el bakuchiol es menos irritante que los retinoides tradicionales.

Por lo que si tu piel es sensible, no te ha caído bien el retinol, estas embarazada o lactando y quieres tener los mismos beneficios, este ingrediente puede ser ideal para ti, con la orientación adecuada de tu médico.

¿Quién puede usar retinol?

No se recomiendan los retinoides, incluido el retinol si:

  • Estás embarazada
  • Estás en período de lactancia
  • Tu piel sensible o extremadamente seca
  • Padeces Rosácea
  • Tienes Eccema
  • Sufres de Acné severo

Riesgos y efectos secundarios

Una vez que se comience a usar retinol, es posible que se noten algunos signos de irritación a medida que aumenta la renovación celular. Esto incluye: sequedad, enrojecimiento y picazón. Estos efectos tienden a empeorar con retinoides más fuertes. Si los efectos no paran, deberías considerar dejar de usar el retinol o buscar ayuda profesional.

Al usar cualquier producto retinoide, se debe evitar la exposición a la luz solar intensa y siempre usar protector solar junto con su debida reaplicación cada 2 horas, de lo contrario se tiene el riesgo de pigmentar la piel.

Los efectos secundarios del retinol suelen ocurrir cuando una persona usa retinol durante un período prolongado de tiempo o usa una concentración más alta. Estos pueden incluir:

  • Sequedad excesiva de la piel
  • Piel enrojecida
  • Picazón en la piel
  • Descamación de la piel

Ahora que ya sabes toda la verdad sobre el Retinol, sus derivados y alternativa, puedes elegir la adecuada para ti. Déjanos en los comentarios qué fue lo que te sorprendió más de este potente ingrediente, ¡Nos encanta saber tu opinión!