Blog de Skin Care

Actualízate de nuestras últimas noticias

¿Qué es el acné y cuáles son sus tipos?


¿Sabías que existen más de 10 tipos de acné y cada uno se elimina de manera distinta? Sigue leyendo y entérate de todo lo relacionado con este padecimiento tan común en la actualidad. Además, te daremos algunos consejos para prevenir su aparición y lucir una piel radiante.

1. ¿Qué es el acné?

El acné es una afección de la piel que se produce cuando los folículos pilosos se tapan con aceite y células muertas de la piel. Esto causa inflamación y provoca la aparición de granos, espinillas, puntos negros o espinillas.

El acné es más común entre adolescentes y adultos jóvenes, aunque afecta a personas de todas las edades. Suele aparecer en la cara, la frente, el pecho, la parte superior de la espalda y los hombros.

2. Causas del acné en la cara

Existen muchas causas que pueden generar la aparición de brotes de acné, a continuación te explicamos las principales:

  • Bacterias.

La Cutibacterium acnes, anteriormente conocida como P. acnes, es la principal bacteria que produce el acné. Se encuentra en las glándulas sebáceas de todas las personas y forma parte del microbioma cutáneo, ayudando a mantener su equilibrio. Cuando se produce de forma excesiva, causa desequilibrio en la piel, altera la producción de grasa y aparecen las lesiones cutáneas. 

  • Hormonas. 

El ciclo menstrual provoca el aumento de la hormona progesterona, estimulando la secreción de sebo de las glándulas sebáceas. Esta alteración también puede causar hinchazón de la piel y compresión de los poros. Lo mismo ocurre con el embarazo y el uso de algunos anticonceptivos orales.

El síndrome de ovario poliquístico ocurre cuando los ovarios producen más hormonas masculinas de lo normal, principalmente testosterona. Esto ocasiona una sobreproducción de sebo y da lugar a lesiones inflamatorias que van desde leves a moderadas.

Por último, el estrés es un factor que si bien no causa directamente acné, sí puede llegar a empeorar sus síntomas debido al exceso de la hormona cortisol.

  • Genética.

La predisposición genética no es un factor decisivo en la aparición del acné, sin embargo, sí juega un papel importante. Si tienes familiares cercanos que hayan padecido lesiones severas de acné, existe la posibilidad de que las desarrolles, pero pueden prevenirse con los cuidados adecuados.

  • Productos comedogénicos y oclusivos.

Un producto comedogénico es aquel que produce puntos negros, barritos o espinillas debido a que obstruye los poros de la piel y no permite que transpire. Algunos ejemplos de ellos son las bases de maquillaje pesadas, el aceite de coco, de linaza, en algunos casos aceite de oliva, mantecas vegetales de skincare y muchos remedios caseros. 

  • Algunos fármacos.

El exceso de vitaminas del complejo B, esteroides, corticosteroides, testosterona, estrógenos y píldoras anticonceptivas o dispositivos anticonceptivos hormonales pueden empeorar el acné.

3. Lesiones causadas por el acné

El acné puede ocasionar diversos tipos de lesiones, aquí te los explicamos:

  • Los comedones o espinillas, son protuberancias pequeñas que pueden contener pus, bacterias o piel muerta. Su interior puede ser líquido o sólido, de color blanco, amarillento e incluso oscuro.
  • Las pápulas son lesiones rojizas causadas por inflamación que pueden ser dolorosas.
  • Las pústulas son similares a las pápulas, solo que éstas contienen pus amarillento y tienen un centro color blanco o amarillento.
  • Los nódulos son grandes bultos de consistencia sólida que se acumulan debajo de la superficie de la piel y pueden ser dolorosos.
  • Los quistes son grandes bultos llenos de pus que conllevan el mayor riesgo de causar cicatrices permanentes.
  • Las cicatrices atróficas son pequeños pozos o hendiduras en la piel, aparecen cuando la piel no produce suficientes fibroblastos y no cicatriza correctamente.

4. Tipos de acné

Existen diversos tipos de acné, los más comunes son:

Acné vulgar. 

Es el tipo de acné más común y también se le conoce como acné adolescente, acné de la pubertad, acné normal o simple. Se produce principalmente durante la adolescencia debido a bacterias como la Cutibacterium acnes. Sus principales características son la presencia de comedones, pápulas y pústulas. Suele aparecer en la cara y en la parte superior del cuerpo.

Acné tardío.

También se le conoce como acné adulto y suele ser común entre las mujeres que han tomado la píldora y se pasan a otro método o forman una familia, sus causas son mayormente hormonales. Tan pronto como dejan de tomar la píldora, aparecen las imperfecciones. Los síntomas del acné del adulto suelen ser de leves a moderados y pueden dejar tanto cicatrices como manchas rojas. 

Acné hormonal. 

Este tipo de acné está asociado a los cambios hormonales que pueden suceder a cualquier edad, especialmente en mujeres. Sus lesiones son de leves a moderadas y se presentan principalmente en el mentón, mandíbula, cuello y alrededor de la boca.

Acné quístico. 

Es el tipo de acné que es más notorio ya que produce pápulas y pústulas, que resultan muy dolorosos. En los casos más graves, puede provocar quistes con costras de sangre. Suele dejar marcas y cicatrices profundas, así como manchas post-inflamatorias.

Acné leve.

Comúnmente conocido como acné comedogénico, aparece principalmente durante la adolescencia. Consiste en diversas imperfecciones que pueden ser puntos negros, espinillas y algunas pápulas. Se presenta en la frente, nariz y mejillas. Este tipo de acné por lo general no deja cicatrices.

Acné moderado.

El acné moderado o acné papulopustular también es común durante la adolescencia. Sus lesiones son de moderadas a severas. Normalmente consiste en una mezcla de pápulas y pústulas. La piel puede verse roja e inflamada y causar dolor. Suele dejar cicatrices y manchas post-inflamatorias.

Acné severo. 

También llamado acné conglobata, es una forma de acné poco frecuente, suele aparecer durante la pubertad, aunque también puede producirse en la edad adulta. Consiste en pápulas y pústulas que pueden agruparse y formar nódulos o quistes dolorosos. Este tipo de acné tiene gran riesgo de generar cicatrices y manchas post-inflamatorias.

Acné cosmético. 

Se produce cuando la piel reacciona frente a sustancias comedogénicas presentes en algunos cosméticos. Estas sustancias tapan las glándulas sebáceas y no permiten que transpiren, desencadenando imperfecciones. Los síntomas normalmente desaparecen cuando se deja de usar el producto.

Acné mecánico. 

También se le conoce como acné por fricción. Ocurre cuando un objeto roza nuestra piel durante un tiempo prolongado, reteniendo el sudor contra la piel y causando una mayor producción de sebo. Por lo general, la piel vuelve a la normalidad después de 

Debido a la pandemia, nuestra piel se ve constantemente expuesta al uso prolongado del cubrebocas, lo que genera una acumulación excesiva de aceites en la cara. Si a esto le sumamos factores hormonales y falta de higiene, puede ocasionar espinillas y granos, principalmente en las zonas cubiertas por el cubrebocas.

5. 6 tips para prevenir el acné

 Aquí te daremos algunos consejos para prevenir los brotes de acné.

  1. Lávate la cara por la mañana y por la noche con agua fría y un limpiador líquido que tenga un pH amigable con la piel. Evita jabones de barra y limpiadores que hagan demasiada espuma y que tengan fragancia. Una buena limpieza es aquella que retira el exceso de grasa sin resecar la piel, pues esto agrava más el problema.
  2. Evita el uso constante de maquillajedesmaquilla siempre antes de dormir. Un rostro libre de ingredientes innecesarios se equilibra más rápido. 
  3. No frotes tu cara. Evita hacerlo con la mano, toallas de tela, toallitas desmaquillantes, cepillos o esponjas, ya que puede causar acné por fricción
  4. Procura no pellizcar los barritos. Esto puede causar más inflamación y cicatrices, además que puedes llevar las bacterias a otras zonas de tu cara.
  5. Hidrata tu piel de forma adecuada, una piel bien hidratada produce menos sebo, se regular y por ende presenta menos imperfecciones.
  6. Si empiezas a notar síntomas graves de acné, acude con un dermatólogo.Suero piel acneica

6. ¿Cómo eliminar el acné? 

Una vez que hayas identificado tu tipo de acné, te sugerimos optar por una rutina minimalista que trate de forma integral el acné, es decir que no se enfoque en retirar únicamente el exceso de grasa en la piel, sino que controle la inflamación, equilibre las bacterias benéficas, use un pH adecuado, seque los barritos sin resecar la piel y que la hidrate a profundidad para que logre estar saludable. Recuerda que si tus síntomas son graves debes acudir con un especialista, ya que algunos tipos de acné requieren tratamientos dermatológicos.

A continuación te recomendamos algunos ingredientes cosméticos:

La niacinamida te ayudará a calmar el enrojecimiento de la piel, regula la producción de grasa y mejora la función de la barrera de la piel. También es muy efectiva para reducir manchas post-inflamatorias.

El ácido salicílico ayuda a reducir la hinchazón y enrojecimiento de la piel, mientras desobstruye los poros y permite que las espinillas se sequen.

El ácido hidroxidecenoico (HDA) es un ingrediente antimicrobiano y antifúngico que evita que las bacterias del acné proliferen en la piel.

El peróxido de benzoílo ayuda a impedir la proliferación de bacterias que causan comedones y lesiones quísticas. Tiene una acción bactericida, antiinflamatoria y comedolítica.

El ácido azelaico reduce la hinchazón y enrojecimiento de la piel. Acaba con las bacterias que infectan los poros y disminuye la producción de queratina, una sustancia natural que puede conducir al desarrollo de acné.

El ácido glicólico elimina la obstrucción de los poros y reduce la aparición de puntos negros. Además, también es efectivo para desvanecer las manchas post-inflamatorias.

Sabemos que el acné es un padecimiento complicado que afecta la autoestima y la confianza en ti. Afortunadamente, actualmente existen muchos tratamientos para tratar sus síntomas y mejorar la apariencia de tu piel.

Es importante identificar primero el tipo de acné y posteriormente buscar la solución adecuada, recuerda que las imperfecciones en tu piel no te definen. Déjanos en los comentarios qué fue lo que más te llamó la atención de este artículo, ¡nos encanta saber tu opinión!

Nueva llamada a la acción