Blog de Skin Care

Actualízate de nuestras últimas noticias

¿Por qué salen manchas rojas en la piel?


¿Qué tratan de decirte las manchas rojas de la piel? Aquí te contamos sus causas, así como las formas de prevenirlas y eliminarlas de forma segura. Las manchas rojas se pueden presentar en varias formas y tamaños. La mayoría son solo un problema estético y no comprometen la salud, otras tal vez requieran atención médica. 

Índice

Manchas rojas en la piel: ¿por qué salen?

  1. Edad
    1. Puntos de Campbell Morgan o Puntos Rubí
  2. Acné
  3. Enfermedades inflamatorias
    1. Dermatitis de contacto
    2. Dermatitis seborreica
    3. Dermatitis atópica o eczema
    4. Psoriasis
    5. Rosácea
    6. Urticaria o sarpullido
  4. Virus
  5. Hongos

¿Cómo eliminar manchas rojas en la piel?

  1. Protege tu piel de agresores externos
  2. Evita productos y tratamientos agresivos para la piel
  3. Usa productos despigmentantes seguros y no sensibilizantes
  4. Evita consumir alimentos alergénicos e inflamatorios
  5. Evita medicamentos fotosensibilizantes

Promoción 728 x 90

Manchas rojas en la piel: ¿por qué salen?

Las manchas rojas en la piel pueden deberse a una variedad de factores, tales como el envejecimiento, el acné e incluso algunas enfermedades relacionadas con la inflamación

Aquí te explicaremos las principales causas de las manchas rojas en la piel, así como sus tipos.

1. Edad

A medida que envejecemos, la piel se vuelve más propensa a desarrollar manchas rojas. La probabilidad de presentar lesiones vasculares es mayor con la edad, lo que puede ocasionar que aparezcan los famosos puntos de Campbell Morgan o también llamados puntos rubí.

Puntos de Campbell Morgan o Puntos Rubí

Son pequeños lunares o manchas rojas  que pueden desarrollarse en el cuerpo y la cara. La acumulación de pequeños vasos sanguíneos es lo que les da un aspecto rojizo.

Este tipo de lunares o manchas no suele ser motivo de preocupación, ya que no presenta síntomas ni problemas para la salud, por lo general aparecen en personas mayores de 30 años. Aunque son lesiones benignas, hay que estar al pendiente por si cambian su tamaño, color o apariencia con el paso del tiempo, en caso de que esto ocurra deben ser valoradas por un dermatólogo.

En general, los puntos rubí aparecen de forma espontánea con la edad y son considerados un signo de envejecimiento, aunque también pueden presentarse debido a diversos agentes químicos y algunas enfermedades.

Su tratamiento requiere de técnicas dermatológicas específicas como cirugía o tratamientos con láser que muchas veces no valen la pena, dado que no son tan estéticamente molestos.

2. Acné

El acné es una afección cutánea que se produce cuando los folículos pilosos de la piel se llenan de grasa y células muertas. Esto ocasiona barros e hiperpigmentación postinflamatoria, que es la que desencadena las marcas o las manchas rojas que quedan después de que se cura un grano, las cuales muchas veces son más angustiantes que los granos mismos. La hiperpigmentación postinflamatoria es la decoloración de la piel que sigue a una herida inflamatoria, estas manchas pueden volverse más oscuras o de color café con el tiempo o dependiendo de si la lesión se da en capas más profundas de la piel.

La buena noticia es que las manchas rojas por hiperpigmentación postinflamatoria no son cicatrices como tal, las verdaderas marcas de acné ocurren cuando tienes una constante exposición al sol, ocurre una pérdida de tejido que causa un área con hoyos o un crecimiento excesivo de tejido que deja una cicatriz elevada.

Para eliminar las manchas rojas y cicatrices causadas por el acné se recomienda usar productos despigmentantes libres de ingredientes como hidroquinona, la cual ha presentado evidencia de toxicidad, así como el riesgo de mayor pigmentación en el mediano y largo plazo. 

Los ingredientes más efectivos para estas manchas son la arbutina, la molécula de pinosilvina, las moléculas biotecnológicas derivadas de frutos y plantas, el resveratrol, la vitamina C y la niacinamida.

Klart

3. Enfermedades inflamatorias

La gran mayoría de enfermedades inflamatorias de la piel presentan manchas rojas en forma de erupciones cutáneas, que pueden o no ir acompañadas de otros síntomas. A continuación, te explicaremos las afecciones cutáneas más comunes:

Dermatitis de contacto 

La dermatitis de contacto es una erupción cutánea que ocurre después de tocar una sustancia que produce una reacción alérgica en la piel, lo que ocasiona manchas rojas

Sus síntomas principales son enrojecimiento, urticaria, hinchazón, ardor, picor y ampollas que pueden supurar costras y producir descamación en la piel.

El tratamiento médico depende de la causa de la reacción. Lo más común son las cremas y antihistamínicos de venta libre, así como evitar la sustancia que provocó la inflamación. Se recomienda acudir con un médico para obtener el tratamiento adecuado.

Dermatitis seborreica

La dermatitis seborreica es una afección cutánea común que causa manchas rojas en la piel. Las erupciones pueden tener escamas amarillentas y aceitosas que hacen que la piel luzca grasosa, seca o escamosa. Provoca también enrojecimiento en pieles claras y manchas claras en pieles más oscuras que, por lo general, no pican. Estas manchas suelen aparecer en la cara, en áreas que tienen muchas glándulas sebáceas.

Algunos factores que pueden causar dermatitis seborreica son el estrés, la genética, el clima frío o seco, ciertas condiciones médicas y los medicamentos.

El tratamiento médico consiste en cremas, shampoos especiales y geles que contienen esteroides, así como una alimentación que favorezca la desinflamación a nivel celular.

Busca productos cosméticos libres de ingredientes sensibilizantes como fragancia, alcohol, sulfatos, exfoliantes, aceites esenciales y lanolina. En su lugar, busca componentes que calman y desinflaman la piel, como pueden ser el ácido hialurónico, los péptidos, los escualos, el resveratrol y los films moleculares.

También podría interesarte: ¿Cómo quitar las manchas de acné?

Dermatitis atópica o eczema

La dermatitis atópica es un padecimiento que a menudo comienza en los bebés y puede desaparecer, perdurar o reaparecer a lo largo de la vida adulta. Consiste en enrojecimiento y manchas rojas que vuelven la piel seca, agrietada o la dejan con sensación de picazón e hinchazón.

Puede tener un origen genético o resultar de una reacción exagerada del sistema inmunológico hacia un agente externo con el que el cuerpo entró en contacto. Al rascarse demasiado, se puede formar una infección y causar ampollas con pus.

El tratamiento médico de la dermatitis atópica implica controlar los brotes mediante cremas especializadas. Es importante acudir con un dermatólogo para que recete el producto adecuado.

En cuanto a la hidratación y humectación de la piel, busca productos libres de ingredientes como fragancia, alcohol, sulfatos, exfoliantes, aceites esenciales y lanolina. En su lugar prefiere ingredientes gentiles con la piel, tales como el ácido hialurónico, péptidos, escualanos y films moleculares.

Psoriasis

La psoriasis es una enfermedad autoinmune que hace que se formen parches o manchas rojas escamosas que pican en la piel de los codos, las rodillas, la cara, el cuero cabelludo o en cualquier otra parte del cuerpo. Las células de la piel crecen más rápido de lo normal en personas con psoriasis, que es lo que crea la acumulación espesa.

Esto puede ser muy incómodo, por lo que puede causar picazón y ardor. Las causas de la psoriasis son una combinación de factores genéticos y ambientales. 

Existen varios tipos de psoriasis y cada uno puede verse ligeramente diferente. Es necesario acudir con un médico para diagnosticar el problema y crear un plan de tratamiento, que normalmente incluye cremas, medicamentos orales e inyectables.

Se recomienda usar hidratantes y humectantes que contengan un pH adecuado para la piel, que no la resequen y la mantengan suave. Es muy importante elegir un buen limpiador que no contenga fragancia ni alcoholes secantes en su formulación.

Puro Vera

Rosácea

La rosácea es una afección cutánea común en adultos. Sus síntomas incluyen enrojecimiento, sensación de calor y manchas rojas en las mejillas, la nariz, la frente y el mentón. Se pueden ver pequeños vasos sanguíneos en la superficie de la piel enrojecida, junto con protuberancias y granos, aunque esto no está relacionado con los brotes de acné.

Si bien la rosácea no se puede curar, el tratamiento médico puede disminuir el enrojecimiento. Existen diferentes tipos de rosácea y es común confundirla con sensibilidad o piel reactiva. En caso de dudas, lo mejor es acudir con un especialista.

En ocasiones, muchos de los cosméticos en pacientes con rosácea no son bien tolerados. Para la limpieza se recomiendan limpiadores libres lauril sulfato de sodio, agentes sensibilizantes como aceites esenciales, fragancias, alcohol, propileno, alfahidroxiácidos, exfoliantes y butilenglicol. 

Es importante además que los productos tengan un pH adecuado y no resequen la piel, por lo que deben evitarse jabones de barra que por su naturaleza tengan un pH muy alto. Es muy importante incluir hidratantes y humectantes que no tengan sensación oleosa y ayuden a mantener la piel con agua en su interior, tales como sueros hechos a base de ácido hialurónico o ingredientes más hidratantes como film moleculares o fermentos biotecnológicos por pseudoalteromonas. Este último es 10 veces más hidratante que el ácido hialurónico y amigable con pieles reactivas y sensibles. 

Algunos factores que empeoran la rosácea pueden ser la exposición al sol, el frío, calor extremo, viento, condiciones secas, alcohol, bebidas calientes, consumo de alimentos inflamatorios, estrés y un skincare que no sea el adecuado.

Urticaria o sarpullido

La urticaria o sarpullido es una erupción cutánea que aparece repentinamente por una reacción alérgica a un alimento, medicamento o sustancia tópica, así como a causa de ciertas enfermedades. Esto deriva en ronchas de color rosa pálido o rojo que en ocasiones arden o pican. Estas manchas pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo y la cara.

Hasta el 20 % de las personas pueden experimentar urticaria al menos una vez en la vida. La urticaria puede durar algunas horas o días dependiendo del tipo que sea. 

El tratamiento más común para estos casos es evitar el detonante y tratar los síntomas con un medicamento antihistamínico.

En cuanto a los productos cosméticos, se recomienda evitar ingredientes sensibilizantes como fragancias, lauril sulfato de sodio y aceites esenciales por su efecto sensibilizante que pueden irritar e inflamar la piel. En su lugar, busca hidratantes y humectantes efectivos que sean suaves con la piel. El ácido hialurónico, los escualos y las ceramidas pueden ser una buena opción.

4. Virus

Los virus son agentes infecciosos que causan enfermedades, las cuales en algunos casos ocasionan manchas rojas en la piel en forma de erupciones cutáneas. Estas manchas pueden ir acompañadas de otros síntomas como el sarpullido, la fiebre alta y la tos.

Las enfermedades virales más comunes que causan manchas rojas en la piel son la rubéola, la varicela, el sarampión, el dengue y la zika. Para tratar los síntomas y eliminar el virus del cuerpo, es necesario acudir con un médico que realice el tratamiento adecuado. Las manchas rojas y sus cicatrices pueden eliminarse con el tiempo o mediante tratamientos despigmentantes efectivos con ingredientes mencionados anteriormente.

5. Hongos

Las infecciones por hongos generalmente presentan erupciones cutáneas rojas. Estas erupciones a veces pueden ir acompañadas de protuberancias o ampollas que causan irritación, comezón, piel escamosa y enrojecimiento. 

Algunas de las infecciones por hongos más comunes son la pitiriasis versicolor, la candidiasis y la tiña. Por lo general, el tratamiento para infecciones por hongos consiste en cremas antifúngicas, antimicóticas y corticosteroides. Las manchas rojas en la piel desaparecen al curar la piel del hongo.

¿Cómo eliminar manchas rojas en la piel?

5 tips generales 

Ya hemos explicado los principales tipos de manchas rojas en la piel y sus causas, ahora te daremos tips para tratarlas y eliminarlas:

1. Protege tu piel de agresores externos

El sol es uno de los principales agresores para la piel. La radiación UV puede provocar reacciones alérgicas y  erupciones, así como agravar el problema de manchas, sea cual sea su origen. Evita exponerte al sol y si lo haces procura que sea al amanecer o al atardecer, así como usar barreras físicas como manga larga, sombrero o lentes. No olvides usar un protector solar diariamente con FPS de al menos 40 y reaplicarlo durante el día.

Otros agresores externos son la luz azul, la luz infrarroja y la contaminación ambiental, que pueden ocasionar procesos inflamatorios en la piel, sensibilidad y manchas cutáneas. En Nuda Est desarrollamos 3 BLOCKS, un suero que protege la piel de estos agresores que los protectores solares no protegen.

3 Blocks

2. Evita productos y tratamientos agresivos para la piel

Evita ingredientes como alcoholes secantes, el lauril sulfato de sodio, fragancias, propileno, butilenglicol, alfahidroxiácidos, exfoliantes, propileno y jabones con un pH alto que secan tu piel a corto plazo. La hacen producir exceso de grasa para defenderse, evita también aceites esenciales en tu skincare por su capacidad sensibilizante y fototóxica, así como la hidroquinona, la cual es un ingrediente despigmentante que ha mostrado toxicidad y puede causar irritación, sequedad, irritación y sensibilidad. Esto agrava enfermedades inflamatorias de la piel y la hace más propensa a sufrir manchas rojas y otros tipos.

Limpia tu rostro de forma adecuada todos los días con limpiadores suaves que no resequen tu piel y evita los jabones de barra. Busca productos que calmen la piel y lleguen hasta las capas más profundas. Algunos ingredientes favorables son el aloe vera por su efecto calmante e hidratante y el carbón activado con un efecto altamente limpiante, que en cantidades adecuadas puede ser benéfico incluso para pieles sensibles.

Evita tratamientos invasivos para la piel como la luz pulsada, microdermoabrasión, láser, radiofrecuencia y peelings químicos profundos, ya que causan irritación, sensibilidad y lesiones cutáneas que se vuelven manchas rojas y posteriormente en manchas marrones.

3. Usa productos despigmentantes seguros y no sensibilizantes

Ten cuidado con productos a base de ácido retinoico que en algunos casos puede provocar efectos secundarios como irritación y aumento en la sensibilidad de la piel. Evita el uso de hidroquinona, debido a que está relacionado con riesgos toxicológicos. Los alfahidroxiácidos o AHA’s y betahidroxiácidos o BHA’s deben usarse en las concentraciones adecuadas y no de forma frecuente, ya que pueden resultar agresivos para la piel. Es mejor evitarlos si la piel es muy sensible.

En su lugar, opta por ingredientes como feniletil resorcinol, arbutina, moléculas biotecnológicas derivadas de frutos, ingredientes antioxidantes como el resveratrol, que es noble con pieles sensibles, la vitamina C y la niacinamida.

4. Evita consumir alimentos alergénicos e inflamatorios

Evita en medida de lo posible consumir alimentos y bebidas que pueden inflamar tu piel:

  • Lácteos
  • Carnes procesadas
  • Exceso de proteína animal
  • Café 
  • Bebidas alcohólicas 
  • Azúcar refinada 
  • Aceites vegetales
  • Comida procesada

Regula tu consumo de mariscos, frutos secos, soya y gluten para reducir la posibilidad de desarrollar reacciones alérgicas en la piel.

5. Evita medicamentos fotosensibilizantes

Algunos medicamentos como el omeprazol, ibuprofeno, lorazepam, diazepam, antihipertensivos o diuréticos tiazídicos tienen una función fotosensibilizante que puede hacer que la piel se vuelva menos resistente al sol. Esto ocasiona lesiones, ampollas y manchas rojas y oscuras en la piel.


Tener una barrera protectora saludable puede proteger la piel de varios de los padecimientos que se mencionan en este artículo. Un skincare adecuado puede ayudarte a mantener la piel saludable y fortalecida para protegerla de agresores externos, mantener los niveles de hidratación adecuados, defenderla de alérgenos que alteren su función y retener los lípidos para tener una flora bacteriana saludable, para eso es necesario que tus productos no cuenten con fragancias, ingredientes sensibilizantes, fotosensibles y controvertidos científicamente.

Manchas cuadrado 500 x 500