search
Nueva llamada a la acción
Nueva llamada a la acción

Blog de Skin Care

Actualízate de nuestras últimas noticias

¿Cómo quitar la piel grasa de la cara en 5 pasos?


¿La piel grasa se puede quitar?

Si estás leyendo esto, probablemente ya intentaste de todo y no sabes cómo quitar la piel grasa de tu cara. Así que te tenemos una noticia: la grasa es fundamental para mantener una piel saludable, joven y protegida de las agresiones externas. Por esta razón no es necesario quitarla del todo, lo mejor es controlarla. 

Sabemos que puede resultar incómodo tener brillo en tu rostro todo el día y que las imperfecciones son molestas, así que te vamos a explicar de qué manera puedes controlar tu tipo de piel y sentirte mejor con ella paso a paso.

¿Cómo controlar la piel grasa de la cara en 5 pasos?

Aquí te explicaremos cómo controlar la piel grasa y el brillo de tu cara en 5 sencillos pasos. Puede que haya algún dato que te sorprenda debido a que la producción de grasa y brillo en la piel se da por diferentes factores que hay que controlar.

1. Buenos hábitos alimenticios
Gran parte de la salud de la piel comienza desde adentro. El primer paso para que tu piel se equilibre es comer mejor y tomar mucha agua. Procura ingerir alimentos frescos como frutas y vegetales, cereales enteros, leguminosas y grasas saludables ricas en omega 3. Además, toma mínimo 2.5 litros de agua al día para mantener tu hígado saludable y eliminar las toxinas de tu cuerpo, de esta forma tu piel estará limpia y radiante.

 
2. Rutina efectiva de skincare
Con una rutina adecuada de skincare notarás mejoría en muy poco tiempo. Opta por una rutina simple, pero ultra efectiva. 3 pasos pueden ser suficientes para controlar la grasa si los productos usan ingredientes efectivos en concentraciones adecuadas. 
Estos pasos son la limpieza, la hidratación y humectación, así como la protección ante factores externos.

 

a) Limpieza
El primer paso siempre es desmaquillar y limpiar el rostro, hazlo 2 veces al día, 3 como máximo. Pero ojo, usa limpiadores con pH balanceado e ingredientes gentiles para la piel. Evita los jabones de barra que tienen un pH muy alto y desequilibran el manto ácido de tu rostro, lo que produce más sebo.
 
b) Hidratación
Sí, aunque tengas mucha grasa en tu rostro debes de hidratarlo. La deshidratación provoca que la piel produzca más grasa para mantenerse en equilibrio y protegida de las agresiones externas, por lo tanto, al hidratarla la tenemos equilibrada y prevenimos las líneas de expresión. 
Busca productos con ingredientes ligeros, como el ácido hialurónico vegano, vitamina B5, sales de zinc y fermentos biotecnológicos; que son solubles en agua y te dan un efecto mate.
 
c) Protección
Usa diariamente protector solar aunque estés dentro de casa y procura que el nivel de protección sea de FPS 40. También es importante proteger tu piel contra la luz artificial y la contaminación ambiental, ya que son factores que activan la producción de grasa. Más adelante te diremos cómo hacerlo.

 
3. Actividad física
Otro punto importante, además de la alimentación, es la actividad física. Por salud es recomendable hacer al menos media hora de actividad física diaria. Al sudar, eliminamos toxinas que tenemos en la piel, producimos hormonas que nos ayudan a contrarrestar el estrés y mejorar la apariencia de la piel, además de que se activa la circulación sanguínea y el rostro recibe más oxígeno. Elige la actividad que más te guste y notarás que sientes más fresca tu piel.
 
4. Controlar el estrés
El cortisol y la adrenalina son hormonas liberadas como respuesta al estrés. Uno de los efectos secundarios es que activa la producción de grasa en la cara. Sabemos que es difícil, pero trata de eliminar los factores que te generan estrés, busca formas de relajarte, porque tu  piel te lo agradecerá.

5. Identificar los problemas hormonales
Muchos problemas de la piel están relacionados con el descontrol de hormonas. Estos pueden tener causas ginecológicas, origen por las tiroides o incluso debido a la pubertad y adolescencia. Es importante que identifiques si estás pasando por algún desequilibrio hormonal, ya que cuando los estrógenos y progesterona están en cantidades elevadas, nuestra piel produce más grasa. Recuerda que las hormonas pueden balancearse con una alimentación más adecuada y al controlar tus niveles de estrés.
 
 

5 cosas que debes evitar cuando tienes piel grasa

Así como te dimos varios tips para controlar la piel grasa de tu cara, ahora te explicaremos todo lo que debes evitar para mantener tu piel equilibrada y sin brillo. 

1. Productos agresivos para la piel

Evita jabones y tónicos comerciales para piel grasa que contengan lauril sulfato de sodio, fragancias y alcohol, pues son secantes, irritantes y alteran el manto ácido de tu piel, lo que la hace propensa a defenderse produciendo más grasa, incluso a contraer infecciones. Al usar productos con pH alto, como jabones de barra, también harás que tu piel quede muy seca y produzca más grasa para defenderse de las agresiones.

2. Tocar tu rostro constantemente

Al tocar nuestra cara con nuestros dedos sucios lo que hacemos es contaminar y tapar los poros de nuestra piel, promoviendo la aparición de imperfecciones y brillo. Trata de hacerlo lo menos posible y de ser necesario usar pañuelos limpios, también evita secarte la cara con toallas sucias y desinfecta de forma habitual tu teléfono celular.

3. No desmaquillarte o usar maquillaje pesado

No desmaquillarnos en las noches es un error muy común que puede traernos consecuencias en la piel. Cuando dormimos nuestra piel absorbe la grasa y suciedad de todo el día, por lo que podemos despertar con exceso de grasa e imperfecciones. Sabemos que puede ser molesto o cansado, pero siempre trata de desmaquillarte antes de dormirte.

Por otro lado, el maquillaje por sí mismo puede tapar nuestros poros, evitando que transpiren, lo que puede ocasionar grasa, puntos negros y acné. Busca un maquillaje más ligero que deje que tu piel respire un poco.

4. Alimentación rica en grasas vegetales, saturadas y trans

Como mencionamos antes, lo que comemos y bebemos influye directamente en nuestra piel. Por lo tanto, es importante evitar las grasas vegetales que son ricas en omega 6, el cual es un aceite inflamatorio y está muy presente en la comida industrializada; evita también las grasas trans, tales como la margarina, la manteca vegetal, aceite hidrogenado y parcialmente hidrogenado, ellos los encuentras en las tortillas de harina, panes dulces, galletas y frituras. También evita excederte en las grasas de origen animal, estas son grasas saturadas que recargan el hígado, inflaman el cuerpo y te harán producir más grasa e imperfecciones en la piel. Evítalos o al menos modera el consumo. 

En su lugar consume grasas saludables provenientes de alimentos como aguacate, aceitunas, semillas de linaza, chía, pepitas de calabaza, así como la grasa proveniente de pescados salvajes debido a su alto contenido en omega 3

5. Contaminación ambiental

Sabemos que desgraciadamente no podemos evitar del todo la contaminación ambiental, pero lo que probablemente no sepas es que sí podemos reducir su impacto en la piel. 

La contaminación oxida nuestra piel a partir de partículas, estimula la producción de sebo, tapa los poros y puede sensibilizar tu piel. También saca manchas e incluso provoca arrugas y líneas de expresión. 

Debido a esto, en Nuda Est® creamos 3 BLOCKS: un suero único que protege tu piel de la contaminación ambiental y la luz artificial.

Ahora ya lo sabes, la grasa es una respuesta natural de la piel para protegerse y conservar una apariencia joven, por lo que no es sano eliminarla completamente. Es mejor mantener equilibrado tu rostro para dejarlo más limpio y sin brotes.

Es importante aprender a amarnos como somos y aceptar nuestra piel con todas sus imperfecciones. La piel grasa envejece más lento que los demás tipos de piel, ¿lo sabías?

Te recomendamos leer: ¿Por qué brilla tanto mi cara? 5 tips para reducir el brillo

 

Piel grasa: una guía completa