Blog de Skin Care

Actualízate de nuestras últimas noticias

Colágeno y Elastina: ¿para qué sirven?


¿Sabías que ni los suplementos de colágeno hidrolizado ni el colágeno de los cosméticos son aprovechados por nuestra piel? A diferencia de lo que nos han hecho creer, sus beneficios para la piel son prácticamente nulos. Sigue leyendo y descubre por qué. 

El colágeno y la elastina son fibras que existen en nuestro cuerpo y forman la estructura de soporte de la piel. El colágeno le da firmeza, mientras que la elastina la fortalece y mantiene elástica. Ambas fibras abundan en la piel joven y comienzan a descomponerse tanto por el envejecimiento natural como por la exposición al sol. Antes de decirte cuál es la mejor forma de aprovechar el colágeno y la elastina de nuestra piel, te explicaremos sus funciones e increíbles beneficios:


Colágeno

El colágeno es la proteína natural más abundante en nuestros huesos, piel, músculos y tendones. Es un tipo de proteína fibrosa y constituye aproximadamente un tercio de todas las proteínas del cuerpo humano. Aproximadamente el 80% de la segunda capa de nuestra piel, es colágeno. Existen diversos tipos de colágeno, a continuación te explicamos los principales:

  • Tipo 1. Es el colágeno que mayormente se encuentra en la piel. También está presente en tendones, huesos, ligamentos, dientes y ciertos tejidos conectivos.
  • Tipo 2. Forma cartílago y también se encuentra en los ojos.
  • Tipo 3. Este tipo de colágeno también forma la piel, así como los músculos y los vasos sanguíneos

Los beneficios del colágeno en la piel son los siguientes:

  • Actúa como sostén de las fibras de la piel, aportando consistencia, flexibilidad y resistencia
  • Contribuye a que la piel se mantenga hidratada y protegida de los agentes externos. 
  • Disminuye las arrugas, líneas de expresión, flacidez facial y estrías.
  • Reduce las marcas del acné gracias a sus propiedades cicatrizantes y ayuda a sanar las heridas

Un dato importante es que el colágeno hidrolizado que es tan popular actualmente, es digerido como cualquier otra proteína, por lo que nuestro cuerpo la degrada en partes más pequeñas convirtiéndola en otras sustancias que ya no son colágeno. Además, no contiene aminoácidos esenciales para nuestro organismo, por lo que sus beneficios para la piel son prácticamente inexistentes. Sin embargo, este suplemento puede ser efectivo para regenerar cartílagos y fortalecer los huesos.


Elastina

La elastina es el componente principal de las fibras elásticas. Esta proteína conforma tejidos conjuntivos, sistema óseo y cartílagos y es la responsable de que la piel se mantenga elástica. Entre las funciones más importantes de la elastina resalta su acción de sostener las fibras de colágeno y mantenerlas en su lugar.

Los beneficios de la elastina en la piel son los siguientes:

  • Mantiene la piel firme, tonificada y suave.
  • Proporciona elasticidad y flexibilidad.
  • Aporta resistencia a los tejidos.


¿Cómo prevenir la pérdida de colágeno y elastina?

Además del envejecimiento natural y la genética, existen otros factores que reducen la producción de colágeno y elastina. Para prevenir la pérdida de estas sustancias te recomendamos:

  • Evitar el consumo excesivo de tabaco y alcohol.
  • Proteger tu piel de la radiación solar con protectores solares adecuados.
  • Usar algún producto que proteja tu piel de agresores externos como la contaminación ambiental, luz azul e infrarroja de los dispositivos electrónicos.
  • Procurar dormir entre 7 y 8 horas al día.
  • Consumir alimentos precursores de colágeno y elastina como son los frutos rojos y proteínas animales de calidad.


¿Cómo incrementar los niveles de colágeno y elastina en la piel?

Si bien existen muchas cremas con colágeno y elastina en el mercado, las moléculas de estos ingredientes son demasiado grandes para penetrar la piel, por lo que se quedan en la superficie y funcionan solo como humectantes. Las 3 formas de estimular la producción natural de colágeno y la elastina en la piel son:

  • Por medio de skincare que contenga antioxidantes, péptidos y AHAs.
  • Por medio de tratamientos láser y peelings químicos.
  • Mediante inyecciones de colágeno o fillers.


Antioxidantes

Ingredientes como la vitamina C, resveratrol, vitamina E, retinol o su alternativa natural bakuchiol, coenzima Q10 y niacinamida ayudan a neutralizar los radicales libres del cuerpo, los cuales provocan oxidación celular. Los antioxidantes también promueven la síntesis de colágeno que se pierde con los años, favorecen la regeneración celular, aportan luminosidad y unifican el tono de la piel. 

Péptidos

Son cadenas de aminoácidos capaces de penetrar en las capas más profundas de la piel. Ayudan a aumentar la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico debido a que funcionan como neurotransmisores que avisan al organismo cuando la piel se encuentra dañada y necesita de ciertas sustancias.

Signos de la edad cuadrado 500 x 500


Alfa Hidroxiácidos

Los AHA son ácidos orgánicos que se obtienen de ciertas plantas, frutas y otros alimentos. Se usan frecuentemente como exfoliantes químicos, ya que actúan rompiendo suavemente la sustancia que mantiene unidas las células muertas de la piel. Cuando esos enlaces se disuelven, las células muertas se desprenden dejando al descubierto una piel regenerada, lisa y suave. Con el uso regular, los AHA contribuyen a espesar la epidermis y aumentar la producción de colágeno en la piel, sin embargo, su principal desventaja es su tolerancia. 

Por esa razón, se recomienda un uso de forma progresiva, empezando por concentraciones bajas y limitando su uso en pieles sensibles, intolerantes y con problemas dermatológicos como la rosácea o la dermatitis atópica. Es importante acudir con un especialista antes de agregarlos a nuestra rutina de skincare.


Peelings químicos

El peeling químico es una forma acelerada de exfoliación facial creada por ácidos que producen una lesión controlada en la piel. Las exfoliaciones químicas pueden reducir la apariencia de arrugas, líneas finas y muchas otras preocupaciones de la piel al estimular la producción de colágeno y elastina. La epidermis cicatriza en pocos días dando como resultado una mejor apariencia de la piel, una textura más suave y una apariencia más joven. 

Es importante mencionar que este tipo de exfoliación no es apta para todos, ni se recomienda hacerla de forma frecuente, debido al impacto que tiene en la piel. Sus efectos secundarios son enrojecimiento, hinchazón, descamación y una sensibilización que puede perdurar a través del tiempo, además de que la piel queda con muy poca resistencia al sol. Entre sus riesgos están las alergias, cambios de color, adelgazamiento, infecciones e incluso daño cardiaco por los químicos implicados. 


Tratamientos láser

Al igual que las exfoliaciones químicas, los tratamientos con láser pueden estimular la producción de colágeno y elastina al producir una lesión controlada en la piel. Existen diversos tipos de láser según la necesidad o el problema que se desee atacar. El procedimiento consiste en una intensa luz de energía que emite calor y encoge el colágeno viejo, como resultado la piel produce colágeno nuevo y se reducen las arrugas.

Pueden presentarse efectos secundarios como enrojecimiento, hinchazón y picor, acné, heridas que pueden infectarse, cambios de color y cicatrices en la piel.


Te puede interesar: Arrugas: ¿cómo quitarlas de la A a la Z?



Inyecciones de colágeno o
fillers

Esta técnica consiste en inyectar rellenos dérmicos de colágeno. Los fillers ayudan a rellenar surcos, arrugas o zonas faciales en donde se quiere brindar más volumen para darle forma a la nariz o el contorno del rostro. Los fillers son temporales y su efecto puede durar entre 6 y 12 meses, ya que el organismo los termina absorbiendo.

Los efectos secundarios que se pueden presentar son moretones, enrojecimiento, hinchazón, dolor, comezón, infecciones, protuberancias y decoloración de la piel durante cierto tiempo. Sus mayores riesgos incluyen reacciones alérgicas o formación de coágulos, por lo que las personas que padecen trastornos hemorrágicos o ciertas alergias no son candidatos para hacérselo.

La forma más efectiva y segura de incrementar los niveles de colágeno y elastina en la piel es mediante un estilo de vida saludable, así como por medio de productos cosméticos que contengan ingredientes que estimulen la producción de estas fibras. En Nuda Est, buscamos siempre brindarte la mejor solución por medio de sueros y cremas que cuentan con los antioxidantes y péptidos que tu piel necesita. Conócelos aquí:

Ver productos


Déjanos en los comentarios qué fue lo que más te sorprendió de este artículo y si tienes alguna duda sobre el tema, ¡nos encanta saber tu opinión!