Blog de Skin Care

Actualízate de nuestras últimas noticias

¿Cómo quitar las bolsas de los ojos?


¿Sabías que el exceso de sodio, la postura en que dormimos y el estrés son algunos de los factores que influyen en la aparición de bolsas en los ojos? Sigue leyendo para descubrir todo sobre las bolsas en los ojos y cómo eliminarlas con los tips más sencillos.

Índice

¿Qué son las bolsas en los ojos?

Tipos de bolsas según su origen

1. Exceso de piel
2. Exceso de grasa
3. Retención de líquidos

Bolsas en los ojos: ¿Por qué salen?

1. Alergias
2. Falta de sueño
3. Tabaquismo y exceso de alcohol
4. Exceso de sodio
5. Estrés

5 consejos para eliminar las bolsas en los ojos

1. Adopta un estilo de vida saludable
2. Aplica frío en la zona
3. Usa skincare para contorno de ojos
4. Haz yoga facial en la zona
5. Desmaquíllate todas las noches

5 técnicas con las que debes tener cuidado

1. Blefaroplastia
2. Blefaroplastia láser
3. Luz pulsada
4. Fillers
5. Hilos tensores

 

¿Qué son las bolsas en los ojos?

La piel del contorno de los ojos es más delgada, fina y frágil que la del resto del rostro, por esta razón tiende a presentar signos de cansancio rápidamente. Suele hincharse especialmente durante la noche, adoptando una apariencia abultada comúnmente conocida como bolsas en los ojos.

Tipos de bolsas según su origen


Las bolsas en los ojos se clasifican según su origen, a continuación, te explicamos sus diferencias.


1. Exceso de piel


A medida que envejecemos, lo
s tejidos que rodean el ojo se van debilitando y descolgando gradualmente debido a la oxidación natural de las células. Esto provoca una deficiencia en la producción de colágeno y elastina principalmente.

Este tipo de bolsas pueden deberse también a características hereditarias y a la exposición prolongada a la radiación solar.


2. Exceso de grasa


La flacidez propia del envejecimiento también puede hacer que la grasa que sostiene los ojos se traslade a los párpados inferiores, haciendo que estos parezcan hinchados y abultados.

Otra causa de este tipo de bolsas es la falta de emulsión de las grasas por el hígado. Esta deficiencia ocasiona que se produzcan pequeñas hernias o bultos en los párpados que presionan el tejido conectivo. Es importante detectarlo a tiempo, ya que puede ser un indicio de la enfermedad de hígado graso.


3. Retención de líquidos


Por último, están las bolsas acuosas causadas por la retención de líquidos alrededor de los ojos. Estas se deben a una alteración provocada por la incapacidad del riñón para eliminar y drenar el exceso de líquido.

También, en ocasiones, los responsables de las bolsas de origen acuoso son la falta de sueño, el cansancio, el exceso de sodio, así como el abuso de alcohol y tabaco. Es el tipo de bolsas más común en la actualidad.

Es importante aclarar que no es lo mismo tener los ojos hinchados que tener bolsas por retención de líquidos. Sin embargo, esta hinchazón en algunos casos sí puede detonar en la aparición de bolsas en el contorno de los ojos.

Cuando lloramos las glándulas lacrimales generan una sobreproducción de lágrimas acuosas. Los tejidos delicados que rodean los ojos absorben una parte del gran flujo de lágrimas y esto hace que los ojos se inflamen e hinchen temporalmente.

Además, cuando el sistema nervioso responde a una emoción fuerte se produce un aumento en el flujo sanguíneo hacia la cara, lo que contribuye aún más a la aparición de la hinchazón en los ojos.

 

 

Bolsas en los ojos: ¿Por qué salen?


Además de la edad y la genética, existen otros factores que contribuyen a la aparición de bolsas en el contorno de ojos, a continuación, te presentamos los principales.


1. Alergias


Las alergias oculares ocurren cuando el sistema inmunológico reacciona exageradamente ante una sustancia extraña llamada alérgeno. Pueden causar inflamación, enrojecimiento y lagrimeo en los ojos, esto a su vez puede llegar a convertirse en bolsas acuosas en los párpados inferiores. Las alergias más comunes son ocasionadas por el polvo, el polen y algunas soluciones para lentes de contacto.


2. Falta de sueño


No dormir lo suficiente provoca que los vasos sanguíneos debajo de los ojos se dilaten y requieran más sangre, por lo que se alcanza a ver el volumen de sangre que pasa por la piel. Por otro lado, la falta de sueño hace que los ojos se resequen y se irriten, provocando hinchazón en la zona.

El exceso de sueño (más de 9 horas al día), también puede provocar la aparición de bolsas, ya que se activan menos los músculos orbiculares de los párpados y no se estimula el drenaje de líquidos.


3. Tabaquismo y exceso de alcohol


El tabaco y el alcohol suelen producir retención de líquidos, que es la causa más común de bolsas en los ojos. El alcohol causa deshidratación en el organismo haciendo que la piel de los párpados inferiores se torne flácida y frágil. El tabaco, por otro lado, puede contribuir a una pérdida acelerada de colágeno y hacer que la piel bajo los ojos se haga más delgada, haciendo más visibles los vasos sanguíneos.


4. Exceso de sodio


La sal hace que el cuerpo retenga agua, lo que puede causar bolsas e inflamación en los párpados inferiores y superiores.


5. Estrés


Los altos niveles de estrés o ansiedad influyen de forma negativa en la aparición de los ojos y párpados hinchados, ya que al sentirnos nerviosos es posible que nos cueste dormir y descansar adecuadamente. La hormona del estrés conocida como cortisol por sí misma también provoca retención de líquidos, lo cual se traduce en bolsas en los párpados inferiores.

Descarga Gratis: Guía para tratar arrugas 6 consejos.



5 consejos para eliminar las bolsas en los ojos


Ahora que ya conoces los factores que provocan bolsas en los ojos, te daremos algunos consejos para eliminarlas definitivamente.


1. Adopta un estilo de vida saludable


Limite el consumo de sal en tu dieta, agrega más alimentos verdes y evita la comida procesada. Bebe al menos 2 litros de agua al día para mantener los ojos bien hidratados y evitar retener fluidos corporales. Procura evitar tomar líquidos antes de irte a dormir para ayudar a reducir la retención de líquido durante la noche.

Procura dormir de 7 a 8 horas al día y hazlo con la cabeza levemente elevada, esto ayuda a evitar que se acumule el líquido alrededor de los ojos durante el sueño. Evita en la medida de lo posible situaciones o ambientes que te generen estrés.


2. Aplica frío en la zona


Al enfriar el área del contorno de ojos se reduce el flujo sanguíneo, estimula la circulación y favorece el drenaje de líquidos, haciendo que la inflamación y la hinchazón disminuyan. Puedes hacerlo mediante compresas frías, una toalla facial húmeda o simplemente lavar tu rostro con agua templada a fría. Eso sí, evita aplicar hielo directamente en la piel, ya que puede provocarte quemaduras.


3. Usa skincare para contorno de ojos


Como ya mencionamos anteriormente, el contorno de ojos es un área sumamente delicada, por lo que requiere de productos específicos que no sensibilicen ni irriten tanto los ojos como la piel alrededor. Es importante evitar ingredientes como el alcohol, fragancias y astringentes.

También, es básico destacar que la radiación solar genera daños en las fibras de colágeno, que producen un aumento de la producción de melanina y las fibras de elastina anormales. Cuando esto sucede, la piel presenta flacidez, aspereza y bolsas más marcadas.

 

Te recomendamos usar protector solar todos los días independientemente si está nublado o lluvioso, ya que en estas condiciones también están presentes la radiación UV y UVB. No todos los protectores solares son adecuados para usarse en el contorno de ojos, ya que pueden irritar y provocar ardor en los ojos y la piel. Puedes optar por protectores dermatológicos, especiales para áreas sensibles o incluso existen algunos que están especialmente formulados para el contorno de ojos.

A continuación, te explicamos cuáles son los mejores ingredientes para aplicar en esta zona.

  • Péptidos

Los péptidos son uniones de aminoácidos que se encuentran de manera natural en nuestro cuerpo. Algunas de sus funciones son la hidratación y humectación, restauran las estructuras de la piel, estimulan los procesos bioquímicos celulares como la síntesis de colágeno y elastina. También mejoran la firmeza y elasticidad de la piel, aportan luminosidad y brindan un efecto tensor inmediato similar al bótox. Elige un suero que contenga péptidos en cantidades óptimas y sea gentil con la piel.

  • Antioxidantes

Los antioxidantes como la vitamina C, vitamina E y el bakuchiol aportan luminosidad al área del contorno de ojos, protegen las células de los radicales libres que producen envejecimiento prematuro y además ayudan a reducir algunos tipos de manchas en los párpados inferiores. Estimulan la producción de colágeno y elastina y producen un efecto tensor similar al bótox.

  • Alga dunaliella salina

Este ingrediente es el precursor de la vitamina A, la cual se conoce como encargada de retrasar el envejecimiento gracias a sus propiedades antioxidantes. El alga dunaliella mejora el sistema inmunológico, por lo que los tejidos tienen una mayor capacidad de regeneración y oxigenación. Esta alga se encuentra presente en algunos sueros para el contorno de ojos.


4. Haz yoga facial en la zona


Los masajes y ejercicios en el contorno de ojos estimulan la circulación sanguínea y favorecen el drenaje de líquidos. Otra ventaja del yoga facial es que ayuda a tonificar los músculos y por lo tanto mejora la firmeza de la piel. Por otro lado, también relaja el rostro y reduce el estrés. Existen distintos tipos de masajes y ejercicios. Busca los que más se acoplen a tus necesidades.


5. Desmaquíllate todas las noches


Es muy importante retirar el maquillaje de ojos con un desmaquillante adecuado que no contenga alcohol. Cuando el maquillaje permanece en los conductos lagrimales puede provocar una inflamación, hinchazón e incluso infecciones. Además, favorece las líneas de expresión y la flacidez en la piel.


5 técnicas con las que debes tener cuidado


Existen muchos procedimientos para ayudar a eliminar las bolsas en la piel, cada una de ellas tiene ventajas y desventajas que debes tomar en cuenta, aquí te las explicamos:


1. Blefaroplastia


La blefaroplastia es la cirugía para retirar el exceso de grasa y piel de los párpados inferiores y superiores. Consiste en una incisión que se realiza muy cerca de las pestañas y es probablemente el procedimiento más común para eliminar bolsas en los ojos. Se realiza de manera ambulatoria, por medio de anestesia local y tiene una duración aproximada de 30 minutos.

Los pacientes suelen requerir entre cuatro y cinco días de recuperación para poder retomar sus actividades diarias, dentro de los cuales pueden presentar efectos secundarios como visión borrosa, ojos llorosos, sensibilidad a la luz, visión doble, párpados entumecidos, hinchazón, moretones, dolor o molestias.

Como cualquier procedimiento, la blefaroplastia tiene posibles riesgos, ya sea por reacciones adversas del paciente o por un mal manejo por parte del especialista. Entre ellos se encuentran infecciones y sangrado, irritación, cicatrices evidentes, lesiones en los músculos del ojo, cambios de color en la piel, coágulos, visión temporalmente borrosa o, en casos excepcionales, pérdida de la visión.

Los resultados son visibles y muy notorios, aunque no es una solución definitiva, las bolsas pueden volver a aparecer con el tiempo.


2. Blefaroplastia láser


La blefaroplastia con láser es un tipo de cirugía de párpados que elimina el exceso de piel, grasa y músculos de los párpados superiores e inferiores de los ojos. Se realiza con anestesia local y se pasa un láser sobre el párpado inferior y superior para eliminar el exceso de piel y disolver la grasa. El procedimiento dura alrededor de una hora y no requiere hospitalización.

Sus efectos secundarios son enrojecimiento, hinchazón y picor, acné, heridas que pueden infectarse, cambios de color y cicatrices en la piel.


3. Luz pulsada


La luz pulsada es un procedimiento no ablativo que funciona mediante impulsos de luces visibles sobre un área definida sin dañar la piel de alrededor con el fin de crear células y colágeno nuevo. Este tratamiento ayuda a mejorar la circulación de los vasos sanguíneos de la zona, que disminuyen la hinchazón y aportan más firmeza a la piel que se encuentra debajo de los ojos.

Entre sus efectos secundarios están las quemaduras, cicatrices, decoloración, hinchazón y enrojecimiento excesivo en la piel o en el peor de los casos, ceguera.


4. Fillers


Esta técnica consiste en inyectar rellenos dérmicos en el rostro, pueden ser de colágeno o ácido hialurónico. Los fillers ayudan a rellenar surcos, arrugas o zonas faciales en donde se quiere brindar más volumen, haciendo que los párpados inferiores y superiores se vean lisos y sin abultamientos. Los fillers son temporales y el efecto puede durar entre 6 y 12 meses, ya que el organismo los termina absorbiendo.

Los efectos secundarios pueden ser moretones, enrojecimiento, hinchazón, dolor, comezón, infecciones, protuberancias y decoloración de la piel durante cierto tiempo.

Los mayores riesgos incluyen reacciones alérgicas o formación de coágulos, si el relleno dérmico está inyectado accidentalmente en un vaso sanguíneo que provoca visión borrosa, pérdida parcial de la vista e incluso ceguera.

Debido a esto, las personas que padecen trastornos hemorrágicos o ciertas alergias no son candidatos para hacérselo.


5. Hilos tensores


Este procedimiento consiste en colocar hilos quirúrgicos debajo de la piel sin cirugía, mediante anestesia local en el rostro. Tiene como finalidad crear una tensión en la piel para evitar que se vea flácida, disimular las líneas de expresión y ayudar a generar una mayor producción de colágeno y elastina. Su efecto puede durar hasta 12 meses antes de que la piel los absorba, dependiendo del tipo de hilo.

Los efectos secundarios potenciales son la inflamación y la aparición de moretones. Los posibles riesgos son infecciones, daños a los nervios y asimetría facial.

Las bolsas en los ojos son un problema estético multifactorial que puede eliminarse llevando un estilo de vida más saludable, desde la alimentación y el sueño hasta el control del estrés. Además, con el uso de productos cosméticos adecuados para el contorno de ojos puedes mejorar su apariencia y sacarle provecho a tu mirada para que luzcas más radiante que nunca.

Déjanos en los comentarios cuál de estos consejos te pareció más interesante.

 

Descarga Gratis: Guía para tratar arrugas 6 consejos.