search
Nueva llamada a la acción
Nueva llamada a la acción

Blog de Skin Care

Actualízate de nuestras últimas noticias

Arrugas: ¿cómo quitarlas de la A a la Z?


Índice

¿Por qué salen las arrugas?

Las arrugas son un suceso multifactorial, es decir, son varias las causas que influyen en su aparición e incluso estos factores pueden combinarse entre sí.

La genética juega un papel importante, generalmente las pieles más delgadas y blancas tienden a presentar problemas de arrugas con mayor facilidad. La buena noticia es que con los consejos que te daremos más adelante, podrás modificar la predisposición genética para que tu cuerpo juegue a tu favor. La edad es otro factor evidente, ya que con los años se va perdiendo hidratación en la piel al disminuirlos niveles de colágeno, ácido hialurónico y elastina. Otros  aspectos que intervienen son los gestos faciales que hacemos cuando nos reímos, hablamos o nos enojamos; los músculos del rostro se contraen y crean surcos que pueden convertirse en arrugas. Existen otras causas que también pueden propiciar la aparición de arrugas y te los explicaremos más adelante.


¿Cómo quitar las arrugas de la A a la Z?

Para quitar las arrugas y ayudarte a ganar años de forma jovial y saludable, te daremos algunos consejos que podrán ayudarte  a prevenirlas y también a desvanecer las existentes.

A. Hidratación y humectación adecuada de la piel

Cuando la piel se deshidrata, las células se rompen y la capa externa comienza a ceder debido a su falta de flexibilidad, surgen líneas de expresión por deshidratación. Si no se tratan,  más tarde se convertirán en arrugas profundas, especialmente en la zona del contorno de los ojos y la frente.

La deshidratación es, además, un factor que influye en la pérdida de ácido hialurónico de la piel, lo que hace que tenga menos firmeza. 

Para evitar y tratar la deshidratación es necesario llevar agua al interior de la piel y retenerla a través una barrera física, mediante la hidratación y la humectación para que no se evapore. De esta forma no se pierde el ácido hialurónico y se reducen las arrugas finas que evitan el envejecimiento prematuro, lo que hace que la piel se vea luminosa y elástica.

Te recomendamos 2 ingredientes hidratantes capaces de penetrar en diferentes niveles de la piel:

  • El fermento de pseudoalteromonas film moleculares, que es un ingrediente biotecnológico 10 veces más potente que el ácido hialurónico.
  • Los péptidos, por otro lado, mejoran notablemente la apariencia de las arrugas debido a que aumentan la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico; al mismo tiempo que te aportan luminosidad y un efecto tensor inmediato.

Los mejores ingredientes para humectar la piel son los siguientes:

  • Aceites biotecnológicos (escualanos o pentilenglicol) 
  • Coenzima Q10 
  • Vitamina E  
  • Aceites vegetales como maíz, girasol, algodón, linaza, cacahuate o macadamia, los cuales son altos en ácidos grasos linoleicos, que son ligeros y no comedogénicos.

B. Protección contra 3 agresores externos

Además de hidratar, es necesario proteger la piel de ciertos factores externos. A continuación te explicamos cómo hacerlo:

Radiación solar

La radiación solar produce daños en las fibras de colágeno que producen un aumento de la producción de melanina y las fibras de elastina anormales. Cuando esto sucede, la piel presenta flacidez, aspereza y arrugas marcadas y profundas.
Usa bloqueador solar todos los días y aplícalo cada 4 horas, incluso cuando esté nublado o lluvioso, porque en estas condiciones también están presentes en la radiación UV y UVB. Debe contener un FPS mínimo de 40 para mayor protección.

Radiación azul e infrarroja

La luz azul y la luz infrarroja alcanzan las capas más profundas de la piel, aunque es menos dañina que la radiación UV, incrementan la acción de los radicales libres y los efectos de los rayos UV en las células que provocan la pérdida de firmeza y elasticidad. Esta radiación, además de ser generada por el sol, también la producen los dispositivos electrónicos a los que hoy en día estamos tan expuestos por el uso de las pantallas digitales.

Contaminación ambiental

La contaminación interactúa con las membranas de la piel que causan oxidación y una reacción inflamatoria. A esta oxidación se le llama estrés oxidativo, el cual inicia procesos biológicos complejos que provocan un daño en nuestros genes que degradan el tejido conectivo. Se ha demostrado que el ozono presente en el smog, es capaz de destruir la vitamina E de la capa externa de la piel al hacer contacto con ella. Todo esto ocasiona líneas de expresión y arrugas.

En Nuda Est creamos 3 BLOCKS, un suero que te protege de la contaminación ambiental, incluyendo el humo de tabaco, así como de la luz azul y la luz infrarroja. Los bloqueadores comunes de sol no te protegen de este tipo de agresores.

C. Mejorar el estilo de vida

Alimentación

El exceso de azúcar, harinas refinadas y alimentos industrializados interfieren en la adecuada producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico de la piel.

Aumenta el consumo de vitamina C, A y E para prevenir los daños producidos en la piel por los radicales libres. Encuentra estas vitaminas en las frutas cítricas, las berries, el aguacate, los betabeles, la zanahorias, los vegetales de hoja verde, así como crucíferas como la coliflor, el brócoli y las coles. 

Consume omega 3 regularmente, hoy en día es muy probable que tengamos deficiencia de él, por lo que hay que consumir alimentos como chia, linaza, semillas de calabaza y peces salvajes o suplementos de este ácido graso. Tener un buen balance entre el omega 3 y el omega 6 que consumimos en grandes cantidades es muy benéfico para balancear las hormonas, generar un efecto antiinflamatorio y mejorar la salud y apariencia de la piel.

Ejercicio

Hacer actividad física de forma regular es otro punto importante para mejorar la oxigenación de la piel, además de que baja nuestros niveles de producción de hormonas de estrés que juegan en contra de la salud de nuestra piel. Toma en cuenta que no se trata de hacer un ejercicio necesariamente demandante para obtener los resultados, sino de realizar cualquier actividad física como caminar y bailar de forma regular.

Horas de sueño

Nuestra piel se renueva por la noche y cuando dormimos menos de 5 horas al día la función de barrera de la epidermis se reduce, lo que se traduce en arrugas y piel opaca. Trata de dormir entre 7 y 8 horas diarias, de preferencia de 6 a 10 de la noche, ya que hay funciones de depuración y regeneración que el cuerpo realiza sólo durante esas horas de la noche.

Evitar el consumo de tabaco y alcohol

Tomar alcohol en exceso afecta de forma directa a la vitamina A que almacenamos en nuestra piel, ocasionando que la flexibilidad se pierda de forma más rápida y aparezcan las arrugas.
El consumo de tabaco también reduce la vitamina A de la piel, provoca alteraciones en sus fibras elásticas, disminuye la hidratación y luminosidad. Ambos además deshidratan la piel, todo esto se traduce en piel opaca, con falta de elasticidad y  arrugas visibles.

D. Balance hormonal

Hay varias formas de tener nuestras hormonas en equilibrio. Las principales son la alimentación, de la cual ya hablamos en párrafos anteriores, la actividad física y estos 2 factores de los que te hablaremos a continuación:

Control del estrés

El cortisol es la hormona que nos prepara ante una situación de peligro. Cuando el cortisol se produce de forma constante y excesiva, provoca una serie de efectos. Algunos de ellos son la resequedad de la piel, la inflamación celular y la inhibición en la producción de colágeno y elastina de la piel, lo que acelera el proceso de envejecimiento.

Detección y tratamiento de problemas hormonales

Las hormonas influyen directamente en nuestra piel, una deficiencia en la producción de estrógenos, por ejemplo, puede provocar que se pierda elasticidad y tengas predisposición a sufrir arrugas prematuras. Es normal tener fluctuaciones hormonales a lo largo de los años, pero podemos mejorar nuestro estilo de vida y hacer uso de suplementos para contrarrestar este efecto, sobre todo en edades de premenopausia y menopausia.

Si sospechas de tener algún desbalance por la edad o algún otro factor, acude con un especialista para que te diagnostique y te de tratamiento adecuado en caso de ser necesario.

Evita la exposición a disruptores hormonales

Las hormonas son sustancias que en pequeñas cantidades realizan funciones importantes en nuestro organismo, tales como funciones reproductivas, control de sueño, producción de grasa, entre otras.

Existen sustancias que al contacto con nuestro organismo, imitan la función hormonal y crean una respuesta en nuestro cuerpo que nos puede llevar a desórdenes hormonales.

Evita ingredientes controvertidos en tus productos de skincare y reduce en tu rutina productos innecesarios, en su lugar opta por rutinas de pocos pasos pero ultra efectivas y seguras. Lo mismo para la limpieza del hogar.

E. Cuida la postura en la que duermes

¿Sabías que la forma en la que dormimos puede provocarnos líneas de expresión y arrugas? Esto es debido a los pliegues que se hacen en la piel cuando dormimos boca abajo o de lado y a las horas que duramos en una misma posición. Te recomendamos dormir boca arriba.

F. Yoga facial

El ejercicio facial o también llamado yoga facial es muy efectivo para reducir líneas de expresión y arrugas. Consiste en hacer movimientos con el rostro para estimular los músculos  y alisar surcos, y de esa forma reducir las arrugas progresivamente. Es importante mencionar que se necesita constancia para ver resultados.

10 Técnicas para arrugas y sus efectos

Existen en el mercado algunos métodos para eliminar las arrugas que pueden tener buenos resultados, pero es necesario tomar en cuenta los posibles riesgos que pueden presentarse. Aquí te los explicamos para que puedas tomar las mejores decisiones:

1. Luz pulsada

La luz pulsada es un procedimiento no ablativo que es realizado por especialistas en cuidado de la piel. Funciona mediante impulsos de luces visibles sobre un área definida sin dañar la piel de alrededor. La melanina y la hemoglobina absorben la energía de la luz como consecuencia. Estas estructuras son dañadas y absorbidas por el organismo o se manifiestan en la superficie de la piel donde se eliminan. Una vez que son expulsadas se crean células y colágeno nuevos.

Entre sus efectos secundarios están las quemaduras, cicatrices, decoloración, hinchazón y enrojecimiento excesivo en la piel.

2. Peelings químicos profundos

Los peelings son exfoliaciones químicas realizadas con ácidos. Existen distintos tipos de peelings, desde los ligeros hasta los más profundos. Una exfoliación química profunda retira las células cutáneas de la epidermis y los sectores de la parte media a baja de la dermis, lo que obliga a que se creen células nuevas.

Sin embargo, este tipo de exfoliación no es apta para todos, ni se recomienda hacerla de forma frecuente, debido al impacto que tiene en la piel. Sus efectos secundarios son enrojecimiento, hinchazón, descamación y una sensibilización que puede perdurar a través del tiempo, además de que la piel queda con muy poca resistencia al sol, por lo que se puede manchar de forma sencilla, incluso con la exposición a la resolana. Entre sus riesgos están las alergias, cambios de color, adelgazamiento, infecciones e incluso daño cardiaco por los químicos implicados.

3. Microdermoabrasión

La microdermoabrasión es un procedimiento de exfoliación de la piel también conocido como limpieza o exfoliación con punta de diamante, que se realiza con un dispositivo que pule precisamente con una punta de diamante las capas externas de la piel. Como consecuencia la piel es renovada y en teoría crece más lisa.

Sin embargo, el dispositivo con el que se hace este procedimiento puede provocar lesiones en la piel más profundas que las de una exfoliación física. La cara queda lastimada, enrojecida, hinchada y puede presentar cicatrices e infecciones importantes, además de una fácil pigmentación y sensibilización que puede perdurar a través del tiempo.

4. Láser

Existen diversos tipos de láser para tratar las arrugas y líneas de expresión. El procedimiento consiste en una intensa luz de energía que emite calor y encoge el colágeno viejo, como resultado la piel produce colágeno nuevo y se reducen las arrugas.

Sus efectos secundarios pueden ser enrojecimiento, hinchazón y picor, acné, heridas que pueden infectarse, cambios de color y cicatrices en la piel.

5. Radiofrecuencia

La radiofrecuencia facial es un tratamiento que eleva la temperatura de los tejidos, lo que logra estimular la producción de colágeno que ayuda a combatir los signos del envejecimiento para brindar una apariencia más joven.  No todos los aparatos de radiofrecuencia son igualmente efectivos, es necesario informarse cuál es la mejor opción antes de gastar el dinero.

Sus efectos secundarios incluyen una sensación de calor, enrojecimiento, inflamación e hipersensibilidad en la piel. Sus riesgos principales son las quemaduras

Está contraindicado para mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, personas con dispositivos eléctricos como marcapasos o prótesis metálicas, pacientes con diabetes, cardiopatías graves, problemas de coagulación, válvulas en el corazón, cáncer, VIH, personas que tengan heridas en la piel o patologías cutáneas especiales o que estén en tratamiento con inmunodepresores.

6. Inyecciones de plasma

A través de este método se extrae una pequeña cantidad de sangre del propio paciente, que se centrifuga para separar el plasma del resto de los componentes sanguíneos. El plasma estimula la propia regeneración de las células y aumenta la producción natural de colágeno y elastina. Este plasma es inyectado en las zonas donde hay arrugas.

Entre sus efectos secundarios están moretones, inflamación e infección localizada en la región donde se ha aplicado la inyección. Las pieles con acné o en tratamiento médico por alguna patología en particular no pueden ser sometidas a este procedimiento. Si la persona presenta anemia o alguna otra afección no es candidata para realizar este procedimiento.

7. Lifting facial

Es una cirugía plástica que consiste en despegar los tejidos de  la cara y el cuello para alisar la piel mediante un reposicionamiento de los tejidos. Al hacerlo quedan partes sobrantes de la piel que se cortan para unirlas con las zonas más cercanas al cuero cabelludo y las orejas.

Entre sus efectos secundarios están la inflamación, la tirantez, la sequedad y la sensibilidad temporal.  Los principales riesgos son una mala anestesia o intervención en el quirófano que lleve a la muerte; así como lesiones en los nervios de la cara, infecciones, hemorragias, moretones y asimetría facial.

8. Bótox

El botox es un fármaco hecho de una neurotoxina llamada toxina botulínica. Se usa como medicamento para tratar ciertas condiciones musculares y eliminar de manera cosmética las arrugas al inmovilizar temporalmente los músculos. El bótox se aplica mediante inyecciones en las zonas con líneas de expresión y arrugas, el efecto dura entre 4 y 6 meses.

Los efectos secundarios incluyen alergias, dolor, moretones, inflamación e infecciones. Los riesgos pueden ser caída de párpados, daños en la córnea, parálisis parcial y debilidad de los músculos faciales.

9. Fillers

Esta técnica consiste en inyectar rellenos dérmicos en el rostro, que pueden ser el colágeno, el ácido hialurónico o la hidroxiapatita de calcio. Los fillers ayudan a rellenar surcos, arrugas o zonas faciales en donde se quiere brindar más volumen para darle forma a la nariz o el contorno del rostro.  Los fillers son temporales y el efecto puede durar entre 6 y 12 meses, ya que el organismo los termina absorbiendo.

Los efectos secundarios pueden ser moretones, enrojecimiento, hinchazón, dolor, comezón, infecciones, protuberancias y decoloración de la piel durante cierto tiempo. 

Los mayores riesgos incluyen reacciones alérgicas o formación de coágulos,  si el relleno dérmico está inyectado accidentalmente en un vaso sanguíneo que provoca visión borrosa, pérdida parcial de la vista e incluso ceguera. Debido a esto, las personas que padecen trastornos hemorrágicos o ciertas alergias no son candidatos para hacérselo.

10. Hilos tensores

Este procedimiento consiste en colocar hilos quirúrgicos debajo de la piel sin cirugía, mediante anestesia local en el rostro. Tiene como finalidad crear una tensión en la piel para evitar que se vea flácida, disimular las líneas de expresión y ayudar a generar una mayor producción de colágeno y elastina. Su efecto puede durar hasta 12 meses antes de que la piel los absorba, dependiendo del tipo de hilo. 

Los efectos secundarios potenciales son la inflamación y la aparición de moretones. Los posibles riesgos son infecciones, daños a los nervios y asimetría facial.

¿Cuéntanos cuáles de ellos has experimentado? Ahora ya tienes más información por si estabas pensando en realizarte alguno de estos procedimientos. En cualquier caso, siempre es recomendable acudir con un profesional médico que esté certificado para tener una mayor seguridad.


En tema de arrugas recuerda que siempre es mejor prevenirlas manteniendo un estilo de vida saludable y un skincare adecuado. Nunca es demasiado pronto para comenzar a cuidarnos, pues lo que hacemos hoy por nosotras mismas es algo que en el futuro agradeceremos.

También podría interesarte:  Los 3 factores que hacen envejercer tu piel

Descargar la Guía completa para prevenir Arrugas